Cassis

Como lo popularizó Frédéric Mistral, el famoso poeta provenzal: "Quien ha visto París y no Cassis, no ha visto nada". La cantidad de turistas que cada año visitan este pequeño puerto pesquero en Provenza, confirman que esto debe ser la "verdadera verdad". Entre mar y roca, Calanques y sol, Cassis (cuya "s" final no se pronuncia) es una meca para el turismo en Provenza y uno de los pueblos más bellos de la region. Su pintoresco puerto es el centro de este pueblo con sus numerosos bares y restaurantes que se alinean en los muelles y lo convierten en una escala esencial para visitar la Provenza.

Pequeño en tamaño, Cassis ve su población aumentar durante la temporada de verano, y uno debe llegar temprano para encontrar un sitio para aparcarse. Los barrios antiguos son absolutamente encantadores, con plazas sombreadas y frescas donde se puede pasear después de un día caluroso y, por supuesto, jugar a la petanca.

Un poco de historia

Los primeros vestigios de la vida en Cassis datan de la antigüedad, como lo demuestra la cueva de Cosquer, ahora cerrada al público. El pequeño puerto se dedicaba a la pesca y prosperó durante muchos años. La piedra de Cassis también ha sido explotada desde la antigüedad en los puertos más grandes del Mediterráneo. La historia nos dice que las piedras de Cassis son la base de la Estatua de la Libertad en Nueva York.

En el siglo XV, la ciudad pasó a formar parte del Condado de Provenza.
Cassis no se desarrolló hasta el siglo XVIII. Hoy en día, su fama se debe principalmente a sus playas y calas, su pequeño puerto y su vino.

El Puerto

El primer contacto con Cassis suele comenzar con una larga y desesperada búsqueda de un lugar para estacionar. Aunque llegaran temprano, no es fácil, ni mucho menos. Después de estos esfuerzos, viene la tranquilidad y el espectáculo que la ciudad y sus costas ofrecen. Pequeños y encantadores callejones típicos de los pueblos provenzales, un puerto turístico muy agradable con multitud de bares, restaurantes, heladerias. Los restaurantes de Cassis suelen ofrecerte platos típicos elaborados con mariscos recién pescados.

En resumen, este puerto pesquero es pequeño en tamaño, pero grande en notoriedad y encanto, no dejará de impresionar o de atraer cada vez más turistas.

Sentados en la terraza de un restaurante del puerto, también podrán probar la producción de los famosos viñedos de Cassis, que producen excelentes blancos y rosados. El viñedo de Cassis fue una de las primeras denominaciones de origen controladas con Sauternes y Châteauneuf du Pape. Plantado exclusivamente en la comuna de Cassis, lo que es lo suficientemente raro como para ser mencionado. Los aficionados más experimentados y motivados pondrán ponerse en contacto a los doce viticultores de la región. Los viticultores se complacen en presentar a los visitantes la degustación. Este vino, que tiene la particularidad de "bailar en la copa", se combina perfectamente con una buena bouillabaisse.

Playas y calas de Cassis

Pero Cassis es sobre todo el mar y sus calas: el lugar perfecto para disfrutar de unas vacaciones bajo el sol. Las calanques de Cassis se extienden hasta Marsella, y la ciudad está situada en el corazón del Parque Nacional de las Calanques.
Pequeño puerto típico, pero también famoso balneario, la ciudad de Cassis se convierte en el centro de atracción del verano.

Para los menos aventureros, las dos playas de Cassis están situadas a tiro de piedra del centro de la ciudad. Para los demás, con el camino La Promenade des Lombards, se puede llegar a dos Calanques accesibles mientras se contemplan los magníficos paisajes del Cap Canaille. Desde la Calanque de Port Miou es posible llegar a las Calanques de Port Pin y En Vau, que son las calas emblemáticas de Cassis, después de una excursión. La visita a las calas les permitirá acceder a magníficas y salvajes vistas. Recuerden traer sus máscaras y esnórquel para bucear en Cassis, en sus aguas color turquesa, un verdadero placer para los ojos.

Actividades

Los senderos conectan Marsella con Cassis a lo largo de más de 20 kilómetros. Para atacar los arroyos, normalmente se empieza por Cassis, que es el punto de partida. Lugares mágicos y encantadores, las calas de Cassis son el deleite de todos los amantes de las actividades marítimas, ya sea la navegación de recreo, la pesca, el buceo o simplemente un buen día de natación.
Los amantes del senderismo se lo pasarán en grande ya que las posibilidades son muy numerosas. Tengan cuidado, sin embargo, si tienen hijos, el recorrido puede ser a veces difícil. Traigan agua, buenos zapatos para caminar y recuerde recoger la basura detrás de usted.

Estancia en Cassis

Si quieren disfrutar de esta pequeña joya provenzal durante más tiempo, ¿por qué no considerar el alquiler de unas vacaciones en una residencia de vacaciones, un hotel en Cassis o, por qué no, en un apartamento hotel en Cassis?
La mejor manera de descubrir la región
De vacaciones en la región, en busca de hermosos paseos? Siéntanse libres de probar nuestras excursiones!
Descubran nuestras excursiones

Infos prácticas

Lista de los accesos

Servicios