Marsella, con sus 2600 años de historia, es una invitación permanente a descubrir su pasado glorioso. Visitar Marsella significa retroceder a través de la historia de Marsella desde la época romana hasta la Segunda Guerra Mundial y la Revolución Francesa.

Lugares

Cargando ...

¿Qué hacer en Marsella?

La Ciudad Foceana siempre ha tenido una posición importante en la historia de Francia. Tendrán la posibilidad de elegir entre muchas actividades en Marsella: ¿por qué no tomar el tren turístico, o alquilar una bicicleta o, para los más aventureros, un segway? Podrán pasear por la ciudad de una manera más original!
Los museos de Marsella están llenos de joyas del pasado, pero también de obras más contemporáneas. En resumen, hay algo para todos, no busquen excusas para no ir, no hay ninguna!
Y después de haber recorrido las playas y terrazas de la ciudad Foceana, una breve visita al museo será perfecta.

Visitar los museos de Marsella

Marsella ofrece un gran número de museos, de historia o de arte que podrán elegir. Así, el Musée d'art contemporain es un museo de arte moderno que reúne obras de artistas desde los años sesenta hasta nuestros días. Si les gusta el arte, pueden visitar el Musée des Beaux Arts o el Musée Cantini, que conservan numerosas obras de arte.

El Observatorio de Marsella les sumergirá en las estrellas y les hará soñar. El Museo de la Legión Extranjera Francesa de Aubagne homenajea a estos soldados que muchos países nos envidian: medallas, fotos, objetos de la época.... Aprenderá mucho sobre estos hombres extraordinarios. La Vieille Charité es una de las iglesias más antiguas de Marsella. No se puede visitar Marsella sin echarle un vistazo. Su museo traza la historia de este lugar inusual y usted aprenderá mucho sobre nuestra ciudad. Además, también alberga el Museo de Arte de África, Oceanía y las Américas (MAAOA), que merece la pena visitar. El Museo de Historia y el MUCEM serán perfectos para hacer una escala cultural durante su visita a Marsella.

No se olviden de comprar sus entradas en la oficina de entradas y consultar los horarios de apertura para evitar hacer cola durante sus visitas.

Y como la educación abre el apetito, podrán disfrutar de una comida en uno de los restaurantes de Marsella que Marseille Tourisme recomienda.