Port-Pin: calanque salvaje y preservada

La Calanque de Port-Pin está en Marsella y no en Cassis como muchos piensan. Está situadoa más precisamente en el barrio de Vaufrèges y forma parte del Parque Nacional de las Calanques. Situadoa entre las calanques de Port-Miou y En-Vau, es muy popular entre los turistas y rápidamente comprenderá por qué.

En primer lugar, es muy fácil llegar: le aconsejamos aparcar en el parking de la península de Cassis que, además de su proximidad a la entrada del sendero, también está cerca de bares y restaurantes, perfecto para comer después de la excursión. En 20 minutos a pie, se puede acceder a este pequeño paraíso. Para llegar hasta allí, hay que salir de la Calanque de Port-Miou y seguir el camino Chemin des douaniers a través de la antigua mina de Port-Miou. El camino es fácil, sin dificultades. Tengan cuidado, sin embargo, porque el descenso a la playa se hace sobre guijarros que los repetitivos pasajes de los visitantes han hecho muy resbalosos. Por lo tanto, es una buena idea ponerse zapatillas de deporte. Al final del sendero, los pinos van dando paso a un agua de color turquesa.

A diferencia de otras calanques, Port Pin no es muy escarpada y tiene muchos arboles, lo que le da frescura, muy agradable en verano, y la protege del viento. Debe su nombre a los pinos carrascos que cubren las paredes de los acantilados de ambos lados. Su playa de arena y guijarros es una invitación a nadar y bucear. Es bastante estrecha con sus 40 metros de ancho y también ligeramente inclinada, lo que encantará a las familias con niños.

Sin embargo, tengan cuidado de vigilar porque esta playa no está supervisada. También se puede ir por mar alquilando una canoa o un kayak en Cassis. A pesar de los numerosos visitantes que recibe cada año, Port-Pin ha logrado preservar su lado salvaje. Es una de las calanques más bellas de Marsella y una de las de más fácil acceso.

Infos prácticas

Lista de los accesos

Servicios