Descubran la abadía de Saint Victor en las alturas de Marsella

En Marsella, la Abadía de Saint Victor es uno de esos lugares ineludibles que no hay que perderse bajo ninguna circunstancia si se está de paso por la ciudad. Monumento religioso, cultural y simbólico, la Abadía de Saint Victor es única y una reliquia de la historia de Marsella. De hecho, inscrita en el registro de monumentos históricos en 1840, es un tesoro de la época cristiana temprana y de la arquitectura románica. Es una de las iglesias más bellas de la ciudad y es un lugar privilegiado para rezar en Marsella.

La Abadía de Saint Victor, una joya de la arquitectura

A partir del siglo V, el lugar estaba ocupado por una capilla, que en el siglo XI se transformó en cripta durante el periodo románico. El edificio está fortificado y contiene sarcófagos cristianos primitivos en la cripta que se puede visitar. Nada deja indiferente a nadie, que sea la arquitectura o las leyendas, símbolos y creencias asociadas a ella.

Desde un punto de vista arquitectónico, se utilizan dos artes. Arte románico en la nave central con arcos de cañón rotos, mientras que el arte gótico se encuentra en las naves, crucero y coro. La vista del puerto desde el lugar es absolutamente magnífica y casi vale la pena el recorrido por su cuenta. Finalmente cómo no caer bajo el hechizo de este lugar cargado de historia. Muchas tradiciones y actividades culturales están asociadas con St Victor. Mencionemos en particular la tradicional procesión de las candelas con la bendición de las Navettes que se compran en la panadería cercana.

Se organizan numerosas actividades culturales, artísticas y arqueológicas, en particular el Festival de Música Clásica de Saint Victor, de renombre internacional.

Las Navettes y su historia

Cerca de la Abadía se encuentra la panadería más antigua de Marsella, que ofrece las famosas Navettes. Estos pasteles simbolizan la llegada de San Lázaro y de las dos "Marías", Santa María Magdalena y Santa Marta, que desembarcaron en Saintes Maries de la Mer hace casi dos mil años. De allí los discípulos de Cristo fueron a evangelizar Massilia, entonces una ciudad romana.

En la cripta de Saint Victor podemos ver la "cueva de San Lázaro y Santa María Magdalena" y una silla tallada en la roca en la que predicaba. María Magdalena se retiró a la árida montaña de Sainte Baume (Baume significa cueva en provenzal). La cueva de Marie Madeleine en Sainte Baume también está abierta a los visitantes.

Itinerarios cerca de la ubicación

Infos prácticas

Lista de los accesos

Servicios