La gente de Marsella la llama la Iglesia Reformada porque fue construida en el sitio de la antigua capilla de los Agustinos Reformados.

Situado en el corazón de Marsella, en la cima de la mítica Canebière, en el barrio Le Chapitre, atrae a un gran número de marselleses, peregrinos, curiosos y, por supuesto, turistas.

Construcción y nacimiento de la Iglesia Les Réformés

Situada en el primer distrito de la ciudad Foceana, en este lugar se levantaba la Capilla de los Agustinos Reformados, a la que debemos el nombre de la actual Iglesia. Fue el duque de Guise, entonces gobernador de Provenza, quien puso la primera piedra el 20 de junio de 1611. La Capilla fue destruida en 1868, tras el Concordato.

La construcción estuvo a cargo del arquitecto François Reybaud. La primera piedra del edificio fue colocada por Mons. Eugenio de Mazenot el 22 de abril de 1855. Pero en 1862, el Padre Joseph Pougnet se hizo cargo de la construcción. La construcción se ralentizó por falta de recursos. La Iglesia pidió ayuda a la Parroquia de Saint Vincent de Paul para recaudar fondos. Se colectaron 3 millones de francos, lo que permitió completar la construcción de este monumento arquitectónico. Se completó con dificultad y su inauguración se celebró el 20 de septiembre de 1886, después de más de 30 años de trabajo. Posteriormente fue consagrada en 1888. El monumental edificio, de estilo gótico ojival del siglo XIII, domina la Canebière con su fachada neogótica y su estatua de Juana de Arco, creada por Botinelly en 1943, que recibe a los visitantes en el porche. Sus dimensiones son espectaculares: 63 metros de largo y 30 metros de ancho. Tiene 30 metros de altura y la altura interior alcanza los 23 metros. Las flechas de la Iglesia de Les Réformés alcanzan cada una 70 metros de altura! Las gigantescas puertas de madera están decoradas con majestuosos paneles de bronce, así como los 1270 m2 de vidrieras, creadas por Edouard Didron, que merecen una visita.

La Parroquia de Les Réformés hoy

Con el paso de los años, la Iglesia de Les Réformés ha visto a sus fieles volverse tan raros que se planeó demolerla en la década de 1980. Pero en 2005, con la llegada del Padre Michel-Marie Zanotti-Sorkine, recuperó su antiguo prestigio. Desde diciembre de 2014, la Iglesia de Les Réformés es Monumento Histórico. Tras su validación por la Comisión Regional de Patrimonio y Sitios, se convirtió en el 82º monumento clasificado de Marsella y el 41º monumento protegido de la ciudad.

En 2105, los dos campanarios y las flechas del edificio requerían obras urgentes.

Y eso no es todo! El mismo año, se encontraron los planos originales del edificio, cuidadosamente guardados en un estante durante más de 30 años. Estos planos fueron realizados por François Raybaud y, además de estar intactos, están fechados y firmados por el arquitecto. Desde un punto de vista histórico, esto permitió determinar que el Padre Joseph Pougnet había seguido al pie de la letra las instrucciones de su predecesor, con la excepción de los ornamentos y vitrales que él mismo supervisaba. Este descubrimiento también ha contribuido en gran medida a facilitar las obras de restauración que se llevaron a cabo en 2018, que ascienden a 13 millones de euros.  

Cada año se celebra allí la misa de Les Santonniers, que tiene lugar el domingo de Cristo Rey, a mediados de noviembre, antes de la apertura de la Feria de Santons. Si se encuentran en Marsella en este momento, les aconsejamos encarecidamente que asistan a esta ceremonia típicamente provenzal.

Hoy en día, la Iglesia Reformada es una de las parroquias más frecuentadas de Marsella, con cerca de 800 fieles que se reúnen allí durante las grandes fiestas católicas. Es el lugar perfecto para rezar en Marsella, en esta Iglesia que forma parte de la historia de Marsella.

Los amantes de la arquitectura y el arte no pueden perderse esta joya situada en el corazón de Marsella.

Itinerarios cerca de la ubicación

Infos prácticas

Lista de los accesos

Servicios